No se relaja y se queda en casa

IMAGEN: INTERNET

GIACOSA: ¿OBSECUENTE O PLAGIARIO?

Fue esa la razón de su salida, o haber reclamado "pluralismo informativo" en una de sus columnas.

Publicado: 2013-11-27

No necesito considerarme admirador de Guillermo Giacosa, o su amigo para creer que lo que decía en Perú21, con originalidad o no, resultaba de alguna u otra manera incómodo para el medio que lo ‘cobijaba’ diariamente frunciendo el ceño. Ya no está, ya se fue de la página central; ya lo botaron y con “roche”, sindicándolo de plagiario en el mismo espacio que fue suyo.  

Puedo entender los motivos que justificarían de alguna manera, por lo menos formalmente, la soberana decisión del director del medio “de no continuar publicando sus colaboraciones”. Puede ser cierto (y lamentable) lo que dice Perú21 en la columna de hoy (Perú21, 27.nov.2013), que “el señor Giacosa tomó ideas y párrafos de artículos periodísticos que los presentó como suyos y no los atribuyó a sus respectivos autores, en su mayoría de medios extranjeros”; lo que, sin duda puede resultar reprochable. Sin embargo, no termino de entender si es esa, acaso, la única razón por la que el medio ha decidido hacerlo y de una manera, a mi juicio, humillante.

Pienso en Giacosa y resulta inevitable no verlo como, según sus propias palabras, un admirador y adorador de Néstor y Cristina Kirchner, y de Chávez -pero no de Nicolás Maduro, quien le “parece medio pelotudo”- (Perú21, 6.jun.2013). Nadie puede negar que las ideas del argentino y sus dardos, propios de un comunicador apegado a lo que hoy los medios de comunicación con sutileza encarrillan en la senda de lo “políticamente incorrecto”, no dejaron de incomodar in crescendo.

Honestamente, soy un convencido que es eso lo que hace del comunicador no solo alguien merecedor de respeto, sino también le otorga la calidad de "instrumento necesario", para el fortalecimiento de las instituciones (en su sentido más lato), sobretodo en ciudades como esta abundada de quioscos monotemáticos, pintados por chiclets Adams.

Resulta irónico que en una entrevista que le hiciera el propio medio se le preguntara si acaso encarnaba “la contradicción que los corporativos medios de comunicación se permiten”. Más irónica aún resultó su respuesta: “darme un espacio significa consecuencia”.

En una de sus últimas columnas (Perú21, 22.nov.2013), a propósito de un encuentro desarrollado en Quito sobre la participación de los medios de comunicación y la integración de los pueblos en nuestro continente, fiel a su estilo, el argentino escribió sobre “democratizar la palabra” y la necesidad de sumar esfuerzos “para hacer valer el derecho a la comunicación”.

Sin ser lo suficientemente explícito dejó en claro que la “pluralidad informativa” es necesaria porque nos emancipa “del cerco alienante de los medios dominantes y rompa el discurso único que amenaza esterilizar cerebros y conciencias para afianzar un orden donde sean cada vez menos los que tienen cada día más”; algo que, no dudo, incomodó.

Considero dislocada y enervada de cualquier argumento soportado (pretendidamente) en la ética y los principios rectores del periodismo, la decisión de este medio; no de hacer a un lado al presunto plagiario, sino de hacerlo así, con un poco de sorna y bastante de majadería, al prejuiciado estilo de la DBA, que precisamente criticaba Giacosa.

Como lector no acepto las disculpas de Perú21 porque no creo en ellas por dos razones: primero, me resulta poco transparente que digan que plagió, pero no me digan en cuál de todas sus columnas ni de quién lo hizo; segundo, porque si verdaderamente les importara el respeto de los lectores, permitirían ese pluralismo que tanto hoy se le reclama, por la tan mentada concentración de medios. Dicho sea de paso, este gesto les hace poco favor y terminará fortaleciendo al nunca obsecuente Giacosa, aunque hubiera plagiado.

Como lo dije al inicio, no necesito considerarme admirador de Guillermo Giacosa, o su amigo para creer que lo que ha hecho Perú21, de la manera en que lo ha hecho, está mal. Y aclaro, ni soy su admirador, ni soy su amigo, por si alguien lo duda. Solo quiero, como ciudadano, pluralismo informativo y libertad de expresión, no una “prensa de vidrio” (y cito a Heduardo, autor de esa frase).


---

Dicen que el diario ya colgó "las pruebas". Habrá que revisarlas.

Dice Giacosa en Radio Capital que el director del medio no le dio la cara.


Escrito por

Martin Cabrera

Escribo porque no decir nada, no conjugar un verbo, te convierte en piedra. Escribo para abrir camino y porque la palabra es libre. @martcab


Publicado en

El Guineo

la palabra libre